Estimado Sr. Miguel García Cayuso, ex – alcalde del Ayuntamiento de Reocín:

Al carecer de sus habilidades y tiempo libre para dar explicaciones ficticias y erróneas en los bares de mi Ayuntamiento, me permito hacerle unas pequeñas observaciones gráficas y escritas por este medio, con la confianza de que algunos aduladores se lo harán llegar, además de poder explicar realidades y no cuentos pueriles como hace usted.

Antes que nada le rogaría que dejase usted de acordarse de mi madre, y mucho menos en los términos en los que usted suele dirigirse a mi persona, evidentemente cuando yo no me encuentro delante, y si va a hacerlo, le recomendaría que se acuerde en los mismos términos primero de la suya.

Vamos al Asunto: Subvención nominativa del año 2.009 que se correspondía con los gastos de la temporada deportiva 2008/2009.

1er Paso: José Antonio Terán “Gallo” es nombrado el 26 de Julio de 2.007 Coordinador de Deportes del Ayto de  Reocín y Director de las Escuelas Municipales de Reocín (algo imposible al no existir en esa fecha las Escuelas Municipales en el Ayto de Reocín) por un importe de 1.443 euros mensuales x 14 pagas.

Nombramiento_Gallo copia

2º Paso: “Gallo” presenta su dimisión como Presidente de la S.D.Reocín alegando que le faltaba tiempo para dedicarse a las Escuelas Deportivas (igualmente raro puesto que no existían y todo era llevado por clubes independientes)

Dimisión_Gallo

3º Paso: Gallo pasa a formar parte en un primer momento después de su dimisión como Secretario de la Sociedad Deportiva Reocín, firmando en esa calidad la justificación de la Subvención nominativa del año 2.009 (este dato es muy importante puesto que el mismo Gallo va contando el que no se justificó cuando la firmó el mismo, que hace falta huevos para hacerlo)

Certificado_Gallo_Secretario_Ayto copia

4º Paso: El Alcalde de esa época, Germán, firma como todos los años el mismo modelo de convenio con el Presidente del club, que ejercía las funciones de Escuela Municipal. Era la subvención que se le otorgaba todos los años al club.

Justificacion_Subvencion_01 copia

Justificacion_Subvencion_02 copia

5º Paso: Ordenar el pago por parte de la Alcaldía a la Sociedad Deportiva Reocín, y como se puede ver, el propio Alcalde levanta un reparo que puso la interventora. Es decir, que el Alcalde consideró que dicho reparo estaba justificado puesto que así lo aprobó. El Alcalde en ese momento era el Teniente Alcalde Manuel Sañudo.

_Aprobacion_Justificacion copia

Hasta aquí todo estaba perfectamente correcto y todo se había realizado tal y como marcan las normas. ¿Qué sucedió entonces para que no se pudiera pagar a los monitores del Club?

A consecuencia de los impagos que en la época de la Presidencia del club de “Gallo” (desde el año 2.006 hasta el año 2.009) el Juzgado de lo Social número Tres de Santander nombró administrador judicial al Sr. Francisco Javier Villoria Echegaray, teniendo este administrador plenos poderes de control económico de la entidad hasta el pago de las deudas generadas a Rafael de la Peña Ezquerra. Captura de pantalla 2015-06-20 20.05.37 Captura de pantalla 2015-06-20 20.05.53

Si te fijas, estimado ex-alcalde Miguel García Cayuso, el Juez le otorga el 24 de Junio de 2.010 el control absoluto de la entidad a un administrador judicial. Concretamente dice:

“Supervisar el negocio, autorizar gastos, recaudar beneficios, recibir pagos y ejercer aquellos actos de administración del negocio que sin poner en peligro la subsistencia, permitan el pago de las cantidades adeudadas, (……………) debiendo rendir cuentas de su gestión MENSUALMENTE (……)”

Como podrá ver, señor ex – alcalde, justo cuando el Ayuntamiento nos abona el 50% de la subvención nominativa (la primera parte de la Subvención se abonó en Septiembre u Octubre, no recuerdo bien y sirvió para pagar la mutualidad de todos los jugadores del club) y que tendría que haber servido para pagar a los monitores, EL ADMINISTRADOR JUDICIAL DIO LA ORDEN DE NO ABONAR NI UN SOLO EURO A LOS MONITORES AL CARECER ESTOS DE RELACIÓN LABORAL CON EL CLUB, y por lo tanto, tener prioridad otro tipo de deudas.

Impago_monitores_administrador copia

Como usted puede leer, porque supongo que sepa hacerlo, el mandato es muy claro:

“No lo está para satisfacer deudas con personas o empresas a las que se les pueda adeudar cantidades no devengadas por una relación laboral y, en concreto, a débitos contraídos con MONITORES DEL CLUB, los cuáles, si, así lo estiman conveniente, deberán exigirlo judicialmente.”

Y ahora unos pequeños apuntes:

  1. Antes de intentar desprestigiar a una persona por sus propios odios, mire bien el no meter la pata, no vaya a ser que queda usted como un ignorante como acaba de demostrar en este caso y en los anteriores.
  2. Antes de decir que debo miles de euros en subvenciones no justificadas al Ayuntamiento de Reocín cuando ni el propio Secretario del Ayuntamiento conoce dicho expediente, ni a la Sociedad deportiva Reocín se le ha requerido el pago de ninguna subvención ni tiene siquiera comunicación alguna por su parte de la apertura de expediente alguno. Espero con sinceridad que no coja usted la costumbre de mentir para hacerse sentir más grande o importante.
  3. Antes de todo, quizás tendría que haber revisado un poco la documentación para darse de la burrada que ha ido pregonando por todo mi ayuntamiento, acompañado de insultos muy graves hacia mi persona y mi familia, y fijarse que la persona que presentó la documentación como secretario, o dicho de otro modo, la persona que dio fe de que lo presentado era cierto es su gran amigo “Gallo”.
  4. ¿No querría usted que yo como Presidente de un club me saltase las órdenes dictadas por un Juez verdad? Espero que en etapa de alcalde no actuaría usted como pregona, aunque permítame decirle que tengo muchas dudas de ello.

Por otro lado, Sr. Miguel García Cayuso, a usted si que le reclama el Gobierno de Cantabria la devolución de una subvención que pidió usted y su buen amigo Gallo para un equipo femenino que ustedes no tenían y que por lo tanto, no han podido justificar el destino que le dio usted y su buen amigo Gallo, pasando por la “eficiente” concejala de Deportes Carmen, por importe de 13.333,33 euros que cobró en Abril del año 2.013. Para que conozca usted un poco la legislación señor Cayuso no se puede justificar el gasto en un equipo femenino con nóminas de concejales.

Quizás tendría usted que comunicar a sus vecinos que van a tener que hacer frente a la devolución de miles y miles de euros más recargos por que usted decidió pedir una subvención de aquella manera por algo que no tenían, y no solo eso, sino que cobró ese dinero y se lo gastó en lo que no debía. Si al menos lo hubiera gastado en los niños de la Escuela, tendría un pase, pero que va, ni un solo euro pasó a formar parte de la Escuela, ni balones, ni picas, ni setas, ni equipajes, ni seguros, ni reconocimientos. Sea usted valiente y cuente en que destino usted más de 13.000 euros, señor Cayuso.

Y ya como último consejo, Señor ex – alcalde Cayuso, aprenda usted a leer las normativas que está obligado a conocer para evitar hacer el ridículo siempre. Y me explico. Existe una Ley General de Subvenciones, la Ley 38/2003, y el Real Decreto 887/2006 por el que se aprueba el Reglamento de dicha Ley. Y mire usted, son de obligado cumplimiento, además de la Ley 10/2006 de 17 de Julio, de Subvenciones de Cantabria.

En caso de incumplimientos como usted sostiene, la Ley es muy clara, y para que no lo busque usted mucho, por el tema de si sabe buscar o no, se lo pongo yo:

El artículo 39 de la Ley 38/2003, de 17 de Noviembre, General de Subvenciones establece:

1.- Prescribirá a los cuatro años el derecho de la administración a reconocer o liquidar el reintegro.

2.- Este plazo se computará en cada caso:

a) Desde el momento en que venció el plazo para presentar la justificación por parte del beneficiario o entidad colaboradora (…)”

¿Esto que quiere decir sr. Cayuso? Pues muy sencillo, que usted ha mentido a todo el mundo por los bares especialmente, puesto que no puede haber ningún expediente de reintegro, incluso aunque usted tuviera razón que desde luego no la tiene, sencillamente porque cualquier secretario o jurista le hubiera indicado que le había caducado a usted el plazo, por una sencilla razón, desde el 15 de Diciembre de 2.009 que finalizó el plazo de justificación hasta el día actual (lo puede leer sr. Cayuso en la segundo folio del convenio con el Ayuntamiento reflejado un poco más arriba), han pasado 5 años y medio sr Cayuso. Es decir, el plazo máximo para que usted hubiera reclamado dicho expediente y se hubiera producido el reintegro caducó el 15 de Diciembre de 2.013.

Ya se que usted no es abogado ni jurista, ni economista, ni bueno, para que seguir, pero tenía a su disposición todo un equipo de trabajo con esas características y ni siquiera sabe usted utilizarlos, pero supongo que si sabrá usted contar, ¿verdad?.

Si vuelvo a oír en mi pueblo insultos provenientes de su boca dedicados a mi, dejaré de ser cortes para dar cuenta a las autoridades competentes de su comportamiento, sr. Cayuso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categoría

Uncategorized